19 enero 2015

MAGDALENAS CASERAS DE MI ABUELA

Estas son las magdalenas de mi infancia, no recuerdo mi vida sin las magdalenas de mi abuela. Hacía cajas enteras y las repartía entre la familia.!! Nos comíamos la masa cruda!!. Así que por supuesto ahora son las magdalenas que yo les preparo a mis hijos para sus desayunos y meriendas, para ellos son las magdalenas de la bisabuela. Me ha costado porque ya sabéis como son las recetas de las abuelas con su "harina, la que admita, una pizca de esto y una pizca de lo otro" jajaja. Pero al final han salido perfectas.



Mi abuela hacía 3 huevos de masa, pero yo la he reducido a 1 huevo y me salen unas 16 magdalenas





INGREDIENTES-

1 huevo
130 g de azúcar blanco
ralladura de 1/2 limón
165 ml de leche entera
165 ml. de aceite de oliva
1/3 de sobre de levadura química
250 gr. de harina de trigo


Mezclamos la harina con la levadura , la tamizamos y reservamos.(también podemos tamizarla directamente sobre la masa si nos resulta más cómodo)

Mezclamos el azúcar con la ralladura de limón. Batimos a baja potencia el azúcar con el huevo hasta que la mezcla blanqueé. Añadimos la leche y batimos ligeramente. Añadimos el aceite y mezclamos hasta que quede todo homogéneo. Incorporamos la harina tamizada y mezclamos lo justo para integrar ( no sobre batir la masa ya que resultarían magdalenas de miga más compacta, menos esponjosas)

Horneamos con calor arriba y abajo a 180ºC  unos 20 minutos ( esto dependerá de la potencia de tu horno)

Dejamos enfriar sobre una rejilla y !probamos una o unas cuantas templaditas!

Si queréis que os salga el copete tenéis que hornearlas en un molde especial para muffins y magdalenas como este, para evitar que los papelillos se abran al expandirse la masa y así ésta puede crecer hacia arriba.

En realidad las magdalenas de mi abuela son planitas, sin copete , ya que las hornea en una bandeja normal todas juntas.


Si no tenéis podéis usar flaneras individuales de metal o aluminio o usar cápsulas de cartón que son rígidas.



!! Gracias abuelita !!




22 diciembre 2014

GALLETAS CON MERMELADA DE CALABAZA



 María del Prado, una amiga de la familia de toda la vida, nos regaló varios botes de una buenísima mermelada casera de Calabaza. Muy suave, con el punto justo de dulzor, totalmente irresistible.

Quería hacer algo especial con ella y enseguida me vino a la cabeza que combinaría genial con mis galletas de mantequilla favoritas. No me equivocaba, duraron un suspiro...igual que el bote de mermelada.


La masa de galletas es ESTA que os enseñé la semana pasada, mi favorita. Tenéis un vídeo para que veáis paso a paso cómo la elaboro.



Para que la mermelada tenga una consistencia más firme, parecida a la de las galletas de pastelería es tan fácil como añadirle un poco de gelatina neutra sin sabor.  Hidratamos una hoja de gelatina durante 5 minutos en agua fría. Ponemos a calentar la mermelada en un cazo a fuego lento. Escurrimos muy bien la gelatina y la incorporamos a la mermelada removiendo hasta que se disuelva completamente. Dejamos enfriar la mermelada. Un vez fría cogerá la consistencia ideal para rellenar las galletas.


Yo las he rellenado con mermelada de calabaza casera, pero podeis usar la que más os guste, con frambuesa o lemon curd también están de muerte.



!Gracias a María del Prado por esta deliciosa mermelada de calabaza!

!!Y felicidades a mis padres que ayer fue su aniversario de boda!!







18 diciembre 2014

GALLETAS DE MANTEQUILLA para DECORAR. Mi receta favorita.

Ya se que hay infinidad de recetas de galletas de mantequilla, todas ellas buenísimas.Yo he probado muchas, pero siempre vuelvo a esta, llevo años haciéndolas.
Estas galletas que os traigo hoy son entre todas mis favoritas, tiene un sabor exquisito, una consistencia ideal para ser decoradas, mantienen la forma perfectamente en el horno y además no llevan huevo. No le puedo pedir más a una galleta. Quien las prueba me pide más y más. Son ideales para comer solas, con chocolate, mermelada o glaseadas.

Si las voy a comer solas, que es la mayoría de las veces, las prefiero doraditas y crujientes. Nunca me resisto a comer una calentita, (quien dice una dice unas cuantas)..



INGREDIENTES. Pocos y sencillos.

- 300 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 150 gr de azúcar glacé
- 1 cucharadita de esencia (mi favorita es de vainilla, pero podeis usar la que más os guste:limón, naranja, anís...)
- 5oo gr. de harina de trigo
- una pizca de sal  (mezclada con la harina)
- 2 cucharadas soperas de leche (solo si se desmiga la masa. Dependerá de la temperatura y humedad ambiental)

ELABORACIÓN. Rápida y fácil.

Primero bate la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema ( si tienes una batidora con ganchos úsalos en lugar de las varillas). Bate hasta que empiece a blanquear.
Ahora incorpora el aroma y bate. 
Es hora de incorporar la harina, poco a poco, a cucharadas. Mezcla hasta que quede completamente integrada. 
Si la masa empiece a desmigarse y no se compacta con el amasado añade la leche para que ligue. Tiene que quedar una masa pringosa ( por la mantequilla), pero no pegajosa. 
Divide la masa en dos partes iguales y estírala ( preferentemente con un rodillo regulable, para que la masa quede del mismo grosor por todas partes ya que si queremos decorarla con glasa ésta puede escurrirse si la galleta no está perfectamente nivelada). Pon cada parte una encima de otra, cada una entre dos papeles de horno y métela en la nevera, mínimo 2 horas y mejor de un día para otro.Este paso de enfriado de la masa es imprescindible para que las galletas no se expandan en el horno. Cuando esté bien fría, la sacamos y cortamos la galleta con el cortador elegido. Si hace mucho calor o notamos que la masa ha ganado temperatura, introducimos las galletas en la bandeja de horno de nuevo a la nevera 15 minutos. 
Y ya es el momento de meterlas al horno, en una bandeja forrada con papel de horno, a 180 grados unos 12 minutos, sin ventilador. Cuando empiecen a estar ligeramente doradas por abajo, sacarlas del horno, dejar reposar 5 minutos en la bandeja y pasar a una rejilla, donde se dejarán enfriar completamente.
Y...! listas para decorar si nos apetece!!. Os recomiendo que las probéis, !!están de muerte!!
Para conservarlas lo mejor es una caja metálica y en su defecto un tupper de plástico.





¿Necesitas una explicación más práctica? Aquí tienes un vídeo de mi canal de you tube en el que verás cómo preparo mi masa de galletas.
 



Espero que os haya sido útil.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...