04 mayo 2015

BUNDT CAKE DE COCO

Este Bundt Cake está elaborado con leche de coco además de coco rallado, y para mi gusto le aporta un sabor especial y una textura suave y jugosa que nos ha conquistado.

Además está hecho con aceite en lugar de mantequilla, cosa que me encanta cuando quiero hacer bizcochos para mis niños.


En casa no duró ni un día, y eso que tenía un buen tamaño.



La receta la encontré en el blog Mucho más que cupcakes
INGREDIENTES:
-5 huevos
-175 gr de azúcar blanco
-75 gr de azúcar moreno
-200 ml. de aceite de girasol
-250 gr.de harina de trigo
-25 gr. de coco rallado
-250 ml. de leche de coco ( remover bien con una cuchara hasta que quede líquida.)
-1 cucharadita de levadura química

ELABORACIÓN:
Precalentamos el horno a 165ºC

Batimos los huevos con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa.
Incorporamos el aceite y mezclamos bien. Añadimos la leche de coco u mezclamos.
Tamizamos en otro recipiente la harina con la levadura y le incorporamos el coco rallado. Después añadimos la harina  a la mezcla anterior y mezclamos con una espátula o una varilla manual, utilizando movimientos envolventes y suaves.
Vertemos la mezcla en un molde para Bundt cakes engrasado.
Horneamos durante unos 45 minutos a 165 º o hasta que al pinchar en bizcocho con un palillo éste salga limpio de masa.

Antes de desmoldar dejamos reposar el bizcocho en el molde unos 20 minutos y después lo pondremos sobre una rejilla para que se enfríe completamente.


* Por si alguien no sabe dónde encontrarlo y que no os volváis locos dando vueltas:
-La leche de coco la conseguí en carrefour.
-El molde de bundt cake es de Lidel.




Si después del primer día os ha sobrado algo envolverlo bien en papel film transparente, es tan jugoso que aguantará unos días perfectamente.




06 abril 2015

GALLETAS DE PRALINÉ DE AVELLANAS RELLENAS DE CREMA GIANDUJA


Si os gustan las avellanas y el chocolate estas galletas tenéis que probarlas sí o sí. Las galletas por si solas están buenísimas, pero rellenas de crema gianduja son irresistibles. Eso si, !ligeras no son!, pero merece la pena.


El relleno me recuerda por su textura a las galletas príncipe. No podía parar de probarlo, casi no me da para rellenarlas todas.


INGREDIENTES.

- 300 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 150 gr de azúcar glacé
- 2 o 3 cucharadas soperas de Praliné de Avellanas  (Necesitareis más o menos el doble de cantidad de la receta)
- 5oo gr. de harina de trigo
- una pizca de sal  (mezclada con la harina)
- 2 cucharadas soperas de leche (solo si se desmiga la masa o queda muy seca)

ELABORACIÓN.
Primero bate la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema ( si tienes una batidora con ganchos úsalos en lugar de las varillas). Bate hasta que empiece a blanquear.
Ahora incorpora el praliné de avellanas y bate hasta integrarlo completamente. 
Es hora de incorporar la harina, poco a poco, a cucharadas. Mezcla hasta que quede completamente integrada. 
Si la masa empieza a desmigarse y no se compacta con el amasado añade la leche para que ligue. Tiene que quedar una masa pringosa ( por la mantequilla), pero no pegajosa. La masa no debe de quedar seca.

Divide la masa en dos partes iguales y estírala ( preferentemente con un rodillo regulable, para que la masa quede del mismo grosor por todas partes). Pon cada parte una encima de otra, cada una entre dos papeles de horno y métela en la nevera, mínimo 2 horas y mejor de un día para otro.Este paso de enfriado de la masa es imprescindible para que las galletas no se expandan demasiado en el horno. Cuando esté bien fría, la sacamos y cortamos la galleta con el cortador elegido. Si hace mucho calor o notamos que la masa ha ganado temperatura, introducimos las galletas en la bandeja de horno de nuevo a la nevera 15 minutos. 
Y ya es el momento de meterlas al horno, en una bandeja forrada con papel de horno, a 180 grados unos 12 minutos, sin ventilador. Cuando empiecen a estar ligeramente doradas por abajo, sacarlas del horno, dejar reposar 5 minutos en la bandeja y pasar a una rejilla, donde se dejarán enfriar completamente.

Esta masa se expande un poquito en el horno. Tenerlo en cuenta y colocar las galletas en la bandeja separadas unos centímetros entre sí.

Para conservarlas lo mejor es una caja metálica y en su defecto un tupper de plástico.


PARA RELLENARLAS:  CREMA GIANDUJA

Buenísima y además no puede ser más fácil.

La crema gianduja se consigue mezclando chocolate con praliné de avellanas. Es el antecedente de la Nutella.

-230 gr de praliné de avellanas
-300 gr de chocolate con leche o si lo prefieres negro ( yo he usado chocolate de cobertura)

Derretimos el chocolate, al baño maría o en el micro de 30 en 30 segundos para que no se nos queme. (Cuidado, el chocolate en el micro se quema fácilmente, si no tienes experiencia te recomiendo que lo derritas al baño maría).

Mezclamos el chocolate con el praliné hasta que quede completamente integrado.

!Y ya tienes la crema gianduja lista!

La dejamos reposar, mejor a temperatura ambiente ya que en la nevera se endurecerá mucho. Una vez fría y cuando tenga una textura similar a la nutella, la metemos en una manga pastelera y colocamos crema sobre una galleta sin llegar a los bordes. Colocamos otra galleta como tapa y !listo!



¿Un mordisco?






21 marzo 2015

PRALINÉ DE AVELLANAS (versión sencilla)

Me encanta el praliné, sobre todo el de avellanas. Los bombones rellenos de praliné me vuelven loca.
Nunca había probado a hacerlo, pero no paraba de darle vueltas a hacer algún postre con praliné.
Es una pasta que se consigue triturando frutos secos, normalmente avellanas o almendras, con caramelo. Se tritura hasta que queda bien pulverizado, entonces el fruto seco suelta su aceite consiguiéndose esta pasta.



Se puede utilizar de relleno, mezclarlo con chocolate o añadirlo directamente a la masa de de tus dulces...lo que se te ocurra.

Cómo os digo lo normal es hacerlo con caramelo, seguro que está buenísimo..peeero...no dispongo de mucho tiempo últimamente, así que probé una versión más sencilla triturando azúcar glacé con avellanas tostadas.
Utilicé una proporción de 60% de avellana 40% de azúcar glacé. También probé una proporción 50-50 y me resultó demasiado dulce.

Es tan fácil como meter en la licuadora o en la thermomix ( mucho más rápido y con un gran resultado) las avellanas y el azúcar y triturar hasta que se liberen los aceites de las avellanas y se forme una pasta espesa. Cuanto más fina mejor.



INGREDIENTES: Podéis variar la cantidad respetando la proporción 60-40
-200 gr. de avellanas enteras, tostadas y peladas
-130 gr. de azúcar glacé o de icing sugar, cuanto más fino mejor.


Se puede guardar en un tarro herméticamente cerrado durante meses en la nevera.




En la próxima entrada os enseñaré qué haré con ella...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...